Cris Romagosa

a orillas

Se inicia un nuevo rumbo. Mis ballenas me conducen hasta tierra firme. Entre corrientes, cantos y tempestades, la brújula señala el destino rocoso. 

Brotan árboles a lomos de los ancestros espectros, las arenas se dividen surcando grandes rocas, y otros viejos sabios, de fuertes y arañadas raíces me acogen ahora. 

del mar a la tierra. de la tinta al grafito. todo me devuelve.

aparece una nueva serie que precede algo muy especial, que se anticipa en los mapas y que se irá desvelando. 

mi tempo es lento, lo sabía, y lo sé de nuevo. curiosamente mis criaturas, lo son también, y ahora los robustos centenarios, que me acogen bajo sus alas brotadas, se llaman maestros en esto de las velocidades.

Using Format